E-lecciones Tu publicidad aqui
 
   
 
Artículos de Opinión
 

E-lecciones Admin
El discurso que cambió a Hollande
Xavier Peytibi
07 JULIO 2012 Ver más artículos publicados  Volver
Compartir en facebook

El pasado domingo 22 de enero, François Hollande hacía su primer mitin de campaña, iniciando así su intento por llegar como presidente al palacio del Elíseo, el próximo 6 de mayo, y ser el segundo socialista francés que lo logra, después de Mitterrand el 10 de mayo de 1981. Precisamente el año pasado hizo 30 años de esa efeméride, y fue muy comentado en Francia y muy aprovechado por los entonces candidatos a las primarias socialistas, entre ellos, Hollande. En Le Bourget, cerca de París, y ante 10.000 militantes socialistas, Hollande habló durante hora y media, dando un discurso que nadie esperaba y que ha sido citado como uno de los mejores de los últimos años en la política francesa y mundial.

Mezclando lo personal y lo político, y citando a Albert Camus, y glosando pasajes de Martin Luther King, John F. Kennedy, Barack Obama y William Shakespeare, Hollande ha pedido a los franceses que le ayuden a construir “el sueño” de la justicia y la dignidad humana. Es consciente de que encarna el deseo de vencer de la izquierda: “Siento una profunda emoción, la de expresar vuestra convicción, vuestra voluntad, vuestra esperanza”. El discurso, de estadista y minuciosamente preparado por él mismo, fue ampliamente alabado por todo el espectro socialista francés y cambió de golpe la percepción que se tenía de Hollande, un socialista “suave” y un líder previsiblemente mediocre, habitualmente pausado y moderado.

El domingo demostró que tiene ideas y que puede ser un gran líder, ante el entusiasmo y fervor de sus simpatizantes. Su discurso no fue meramente retórico, sino que estuvo salpicado de propuestas concretas. Sin embargo, Le Monde ha descubierto en la hemeroteca la fuente de su inspiración: el discurso que abrió la campaña triunfal de François Mitterrand en 1981. No es el único parecido.

Como indican en El País, la campaña se ha lanzado, a idea del propio Hollande, el 22 de enero: casi un mes antes de lo que lo hicieron Jospin y Royal en años anteriores, y casi a la misma altura (el 24 de enero) en que Mitterrand se lanzó a la batalla. La historia reciente también enseña que es en ese momento cuando se decide la tendencia final de las encuestas. Nicolas Sarkozy lanzó su carrera en enero en 2007, y su ventaja ya no se reduciría un milímetro.

La segunda decisión fue escribir él solo el discurso, incluyendo pasajes muy personales (su infancia en Normandía, su padre conservador…) y una docena larga de propuestas concretas, apostando por la izquierda clásica. Lo hizo por sorpresa, sin contar con sus asesores, que habían anunciado que el programa sería anunciado solo el próximo jueves.

La tercera similitud con Mitterrand es el uso de frases y eslóganes de éste, cambiándolos un poco, por supuesto, pero manteniendo el mismo sentido. También en Slate.fr han encontrado unos cuantos, jugando al juego de relacionar textos. Mitterrand es un mito en Francia y Hollande quiere ser como él. Su gran discurso y los diferentes símbolos que quieren recordar y relacionar ambos políticos es la primera aproximación. Recordemos que también Obama lo hacía con Lincoln o Kennedy y le funcionó. Son pequeños guiños simbólicos que quieren relacionar épocas, discursos, ideas. Rememorar y crear la percepción -y la emoción- de que un gran líder puede volver a nacer.

 

 

Imprenscindible consultar sobre este mismo tema esta presentaci�n de Antoni Gutierrez-Rubi:

 

Leido: 2070 veces

Ver más artículos publicados  Volver

 

Por la libertad de los presos políticos cubanos

Los últimos más leídos:
La Venezuela que merecemos
Venezuela anómica
La doble identidad del Estado: autoritarismo y anomia en México
No hay dinero y faltan votos
Brasil y Uruguay: ¿el fin de las derechas?

 
E-lecciones.net el portal político iberoamericano © 2000 - 2014 ®