E-lecciones Datastrategia. La Campaa Inteligente
 
   
 
Artículos de Opinión
 

Jose Rafael Vilar
#BoliviaElectoral: “Primarias” al cohete
José Rafael Vilar
15 FEBRERO 2019 Ver más artículos publicados  Volver
Compartir en facebook
#BoliviaElectoral: “Primarias” al cohete

Cuando cualesquiera de nosotros oye hablar “primarias” lo asocia con elecciones primarias: el paso previo a una elección definitiva —generalmente generales, ya sea presidenciales, legislativas o para gobernadores, aunque depende del país— donde dos o más precandidatos de cada organización política dirimen, con el voto de sus militantes —si son cerradas— o de todos los ciudadanos habilitados —si son abiertas— quién será el candidato de esa organización.

Me voy a remitir a dos muy conocidas: las argentinas PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), vigentes desde 2009 —cuando la entonces presidente Cristina E. Fernández Wilhelm de Kirchner​ promulgó la Ley Nº 26.571 ("Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral") que modificó los requerimientos de los partidos políticos para poder presentarse en las elecciones nacionales, caducó la personería 149 partidos e implementó el sistema de primarias—, y las primarias y caucus —asambleas, mucha veces mediante brazo levantado— en EEUU, con una gran variedad de posibilidades: cerrada (sólo los militantes inscritos en el partido pueden votar, no así los independientes; es la más usual); semicerrada (los miembros registrados en un partido político y los votantes "no afiliados" o independientes); abierta (cualquier votante registrado puede votar en cualquier primaria de cualquier partido); semiabierta (cada votante puede votar en cada primaria, pero deben de decir públicamente por cual primaria votarán); global (los votantes votar por candidatos por cargo, sin importar la afiliación de partido); eliminatoria (el voto no está limitado a un partido y los dos candidatos con más votos avanzan a las elecciones generales sin importar la afiliación partidaria). Las PASO son dos meses antes de las elecciones y las primarias estadounidense, por ser por cada estado (50) consecutivamente, durante más de un año antes de la proclamación del candidato. Otros países que efectúan elecciones primarias son Armenia, Belice, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Francia, Honduras, Italia, Jamaica, Uruguay, Venezuela y… Bolivia.

Bolivia, con la nueva Ley 1096 de Organizaciones Políticas (NLOP) de septiembre de 2018 —modificada a conveniencia del oficialismo en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) a partir de un proyecto preparado por cinco “notables” (utilizo el término empleado), la mayoría definidamente independientes y acelerados vertiginosamente sus diferentes tiempos— convocó unas urgentes “primarias” para poder inscribir y, por ende, oficializar la habilitación del binomio oficialista —después se supo que dos miembros del Tribunal Electoral votaron en contra de habilitarlos. ¿Por qué esa urgencia? Pues porque en 2016, el referéndum constitucional promovido por el oficialismo —convencido de su “segura” victoria— para modificar la Constitución de 2009 —elaborada por el actual oficialismo, entonces a su medida— y permitir la cuarta repostulación del presidente Morales Ayma y de su vice terminó en derrota de esa pretensión al obtener sólo 48,7% de votos favorables versus 51,3% del NO (con participación de 84,45% de habilitados). No contento, lógicamente, con este resultado y constado que ningún otro posible pretendiente masista iba a obtener la victoria —ni Morales Ayma lo hubiera permitido— que era imprescindible, no tanto para asegurar un pretendido “legado” sino para evitar que se castigara la francachela de corrupción que ha sido el trecenio masista, a fines de ese año el saliente Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) —elegido en 2011 en “elecciones judiciales” donde ganó el voto censura (entre 56% y 63%) como expliqué en “Un round electoral con final inesperado” [E-lecciones.net, 11/10/ 2011], y que en las siguientes de 2017 alcanzó 66,75% (“De lo que acaba y de lo que aún no empieza”, E.lecciones.net 05/01/2018)— emitió su Sentencia Constitucional Plurinacional 0084/2017 “interpretando” la Convención Americana sobre Derechos Humanos que, según la Sentencia, reconocía como “derecho humano”… la postulación indefinida; por eso, la inscripción para las primarias del binomio prorroguista era un supuesto “seguro candado” contra los que se oponían. Huelga decir que desde el mismo 2016 cuando el oficialismo empezó su intento de violentar la decisión soberana de los ciudadanos, la población se ha manifestado contundentemente en contra.

Volviendo a las “primarias” bolivianas, se habilitaron nueve partidos, incluyendo el Movimiento Al Socialismo (MAS) y ocho de un amplio, desunido y variopinto arco opositor: el Frente de Unidad Nacional (UN) —registrado dentro de la Alianza “Bolivia Dice No” (BDN), de la que separó a última hora y, por ende, quedó inhabilitado para los comicios de octubre de 2019—, el Frente para la Victoria (FPV), el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) —aliado ex post su candidato con otras organizaciones y convertido en Comunidad Ciudadana sin registro de ese nombre—, el Movimiento Demócrata Social (Demócratas) —en la Alianza “Bolivia Dice No”—, el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), el Partido de la Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y la Unidad Cívica Solidaridad (UCS).

Fuera de registro y, por ende, participación, quedaron: Bolivia Somos Todos (BST), Calidad País (PCP), Compromiso Ciudadano (CC), Comunidad Política (NAYRA), Dignidad Boliviana (DIBOL), Frente Bolivia Unidad (FBU), Fuerza Alternativa Boliviana (FAB), Fuerza de Innovación Nacional (POR FIN), Gran Alianza Nacional por Bolivia (GANA), Movimiento Cristiano Bolivia (MCB), Movimiento Cristiano Patria Grande (MCP-G), Movimiento Tercer Sistema (MTS), Partido Liberal (L), Patria Soberana (PS), Patriotas para la Transformación (PPT), Pueblo Unido (PUN), Revolución Cristiana de Bolivia (RCB) y Soberanía y Libertad (SOL.BO).

Teniendo en cuenta que el universo de electores en Bolivia es menos de siete millones, la dispersión de “opciones” minúsculas toma ribetes de sainete bufo.

Terminado el registro y depuración de los libros de militantes, se publicaron virtualmente las militancias y ¡horror! muchas personas empezaron a reclamar que aparecían en organizaciones que nunca se habían inscrito (en mi caso, extranjero residente, aparecí como militante de un partido). La depuración (trámite a solicitud personal) arrojó 55.468 personas con sus registros plagiados de un poco más de 1.700.000 militantes presentados originalmente por los nueve partidos, un total en el que sólo el MAS (casi un millón) y BDN superaron los 300 mil registros, repartiéndose el resto entre los otros seis partidos.

Pero lo “mejor” vino a continuación: en las “primarias” bolivianas del 27 de enero de 2019 compitieron… un único binomio en cada partido. Es decir: los Bs 27 millones invertidos (cerca de USD 4 millones) sólo sirvieron para la habilitación del binomio prorroguista, violando nuevamente el referéndum constitucional de 2016.

Lo otro, ya es para el anecdotario burlesco de los gafes políticos: Morales Ayma anunció una “victoria aplastante” en las primarias —a pesar de su pirrismo— y su vicepresidente proclamó que «Con que votaran entre un 50 y un 70% [de su militancia] yo estaría feliz, si vota el 100% (estaré) ultra feliz, si vota menos del 50% me voy a preocupar porque es un llamado de atención de que la estructura orgánica requiere un conjunto de ajustes». Los demás partidos, por lo común, pidieron sólo voto simbólico —el Órgano Electoral aclaró que un único voto bastaba para habilitar al partido— pero el MAS sólo llegó a 45,5% (en realidad, a 94% de conteo rápido del Tribunal Electoral, estaban a 36,5%; huelga explicación). Además, cerca de 45 mil “militantes habilitados” del MAS que fueron a votar lo hicieron nulo o blanco; es decir, realmente sólo votó por el binomio el 41,0% de su militancia, verdadero «motivo de preocupación».

Y aún faltan nueve largos meses más hasta las elecciones de octubre.

Leido: 236 veces

Ver más artículos publicados  Volver

 

Anuncie su imagen con nosotros

Los últimos más leídos:
Hay que saber llegar...
The Wall…y la identidad nacional de Estados Unidos
#BoliviaElectoral: “Primarias” al cohete
#ArgentinaElectoral: los 10 consensos de principio de año
2019: El año del chancho

 
E-lecciones.net el portal político iberoamericano © 2000 - 2019 ®