E-lecciones Ciberpolitica 2015
 
   
 
Artículos de Opinión
 

Jorge dell Oro
#HondurasElectoral: Un empate que desata violencia.
Jorge Dell´Oro
06 DICIEMBRE 2017 Ver más artículos publicados  Volver
Compartir en facebook
#HondurasElectoral: Un empate que desata violencia.

Nunca se dio un resultado electoral tan reñido en este país centroamericano: Luego de 4 días de pasados los comicios, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio los resultados definitivos.

En los primeros conteos daban una ventaja para el candidato Salvador Nasralla, que ahora queda en el segundo lugar por poca diferencia con el actual presidente Juan Orlando Hernandez 42,92 % y 41,42 % para Nasralla quien va en alianza con el partido del expresidente Mel Zelaya.

Sin duda el TSE no ha estado a la altura de los acontecimientos y la demora en dar los resultados ha despertado lógicas suspicacias.

Pero vayamos más allá de la coyuntura, a la crisis que representa que el comentarista deportivo Salvador Nasralla le haya empatado al Partido Nacional (el más antiguo de Honduras) fundado en 1902.

Para ello nos tenemos que remontar a la otra gran crisis la de 2009, cuando el Congreso destituye a Zelaya por querer modificar la Constitución para ser reelecto, cosa que fue rechazada en votación por los Diputados, incluso de su propio partido el Liberal. Pero Mel llamó al pueblo a desobedecer lo que había votado el Congreso y con el apoyo Venezuela, trató de forzar un referéndum a la semana siguiente (La famosa cuarta urna). Allí el Congreso por unanimidad lo destituye.

No fue golpe de estado, pero los militares que lo odiaban tanto por su afinidad con Chávez, cometen el error de ir a su residencia la noche después de su destitución por el Congreso y, en pijama llevarlo a Costa Rica en un avión y dejarlo en la pista del aeropuerto. El mito del golpe lo construyó muy bien la izquierda Latinoamericana que en ese momento brillaba rutilante.

Podríamos decir que allí se produce un “populismo interruptus”, no olvidemos que estábamos en pleno proceso electoral y el país se divide en dos.

El Partido Liberal gobierna la transición y comienza su deterioro, acosado por sus internas y por el propio Mel Zelaya que vuelve clandestinamente a Honduras y se afinca en la embajada de Brasil, apoyado por Lula y Chávez. Desde su destitución el 28 de junio al día de la elección presidencial, el 29 de noviembre de 2009, Honduras fue un caos, atentados propiciados por el chavismo, manifestaciones de ambos bandos, enfrentamientos armados, repudio de los Gobiernos afines al ALBA, corte del financiamiento externo, etc.

En medio de una gran incertidumbre Pepe Lobo (Partido Nacional) surge como el mediador de semejante crisis, con un discurso conciliador ganando las elecciones con el 56,56%, seguido por el Partido Liberal con el 38,09%.

Pepe es un hombre que logra apaciguar los ánimos y hace un gobierno de transición. En la mitad del periodo la figura de Juan Orlando Hernandez como Presidente del Congreso comienza a brillar, incluso a veces más que la de Pepe y se perfila como el sucesor y nuevo líder del Partido Nacional.

Las elecciones del 2013 son ganadas por JOH, pero en un contexto distinto, si bien los Liberales siguen cayendo, aparece en la escena política la mujer de Mel Zelaya, Xiomara y un nuevo actor: Nasralla, sin estructura partidaria, pero con la bandera de la anti corrupción y un sesgo populista.

Los resultados fueron Juan Orlando Hernandez 36,89, Xiomara Castro de Zelaya 28,78, Mauricio Villeda 20,30 y Salvador Nasralla 13,43.

Como se ve el Partido Nacional cae casi 20 puntos en relación a la anterior elección. Y los Liberales 18, o sea que los dos partidos tradicionales pierden caudal electoral.

El no comenzar a analizar después de esos resultados qué estaba pasando con el electorado, quizás sea uno de los errores que lleva a los Nacionalistas a no poder creer que “el comentarista” les ponga el aliento en la nuca, casi empatándolos.

Muchos estiman que gran talón de Aquiles del Gobierno fue modificar la constitución para la reelección de JOH. Además el procedimiento fue un controvertido fallo de la Sala Constitucional adicta al presidente. Sin ningún tipo de consulta popular, cosa que la gente vio como amañada.

Lo fundamental es que hubo una lectura errónea de la realidad social y que el     Partido Nacional debe hacer una profunda reflexión. Honduras es un país donde abunda la corrupción, hoy más disimulada, pero que es parte de las estructuras del poder, con un narcotráfico muy establecido e índices de pobreza y analfabetismo muy grandes. A JOH no le alcanzó la alianza con los EE. UU. y la gran obra pública para tener mayor cantidad de votos.

Al finalizar esta nota, Honduras, se encuentra nuevamente sumida en la violencia política como en el 2009, producto de las dudas que arrojan los resultados y que los partidarios de Nasralla simpatizantes del chavismo aprovechan para generar caos, obligando al Gobierno a suspender la garantías constitucionales.

Los observadores internacionales aconsejaron al Tribunal Electoral realizar un conteo especial para despejar dudas. Se espera que una vez concluido haya un claro ganador y Honduras pueda retomar su vida normal, aunque no será fácil cerrar esta nueva brecha… o ¿es la 2009 que nunca cerró?

 

 

 

Leido: 927 veces

Ver más artículos publicados  Volver

 

despegar.com

Los últimos más leídos:
Discurso de Julio Borges al recibir el Premio Sajarov
#MexicoElectoral: la crisis del flanco derecho y el rival de AMLO
#HondurasElectoral: Un empate que desata violencia.
173 años del nacimiento de Nietzsche: los abismos de la moral
#VenezuelaElectoral: Espejismos

 
E-lecciones.net el portal político iberoamericano © 2000 - 2017 ®