E-lecciones Napolitans Victory Awards
 
   
 
Artículos de Opinión
 

Fernando Gonzalo
Emires y comisarios (sobre el robo más grande del mundo)
Fernando Gonzalo
04 AGOSTO 2017 Ver más artículos publicados  Volver
Compartir en facebook

Un día, a finales de 2010, antes de entrar a clase de Diseño Arquitectónico, un alumno me comentó la inauguración, en Dubai, del Burj Khalifa.  Antes de abrir su laptop para respaldar, con imágenes, su “novedosa” primicia, exclamó: “Ese edificio tiene mas de 800 metros de altura”.  Unos días después se produjo uno de tantos ataques  salvajes a la comunidad estudiantil por parte de los llamados “colectivos” (paramilitares oficialistas) adeptos al gobierno.  Habían ingresado al recinto universitario de la UCV, un importante número de motociclistas disparando sus armas.  Se repetía una vez más un acto de amedrentamiento, dentro del plan general de destrucción de las universidades nacionales.  Ambos acontecimientos, aparentemente inconexos, iban a ser tratados, informalmente por los alumnos, como hechos relevantes y pertinentes a la situación política y económica que vive Venezuela.  De todo lo que ellos dijeron entonces me quedaron frases cortas, directas y contundentes: “Allá (en Dubai) se construye y aquí (en Venezuela) se destruye”.  Otra fue: “igualito que en Venezuela, allá también se saca petróleo”. 

DUBAI es uno de los siete emiratos componentes de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).  Ellos fueron un protectorado británico dedicado al pastoreo de camellos, la pesca y la extracción de perlas hasta mediados del siglo XX.  Con la explotación petrolera, en 2014, los Emiratos (EAU) llegaron a colocarse en el octavo puesto de la producción mundial, al lado de Venezuela, y por detrás de México, Canada, China, Irán, EEUU, Arabia Saudita y Rusia.  Antes, desde el inicio de la incorporación de los EAU al mercado petrolero, en 1960, el precio promedio del barril subió desde US$1,94 a US$ 64,65 en el período 2000-2014, con piso US$ 20 y techo de US$ 101,08.  En otras palabras, desde fines del siglo pasado y hasta muy recientemente,  los EAU, al igual que Venezuela, disfrutaron de un ingreso petrolero cuantiosísimo.

El Burj Khalifa, dos veces mas alto que el Empire State de Nueva York, es solo el indicador mas emblemático del resto la notable obra en infraestructura, construida por los EAU; el Puerto de Mina Rashid, la ciudad portuaria Jebel Ali, los desarrollos artificiales (en el mar) The World y The Palm.

Más allá de las impresionantes imágenes de la obra material construida, en los últimos 20 años, en los EAU y en otros países del golfo, como Qatar, están las realizaciones en el orden de la educación, la salud, el trasporte y la diversificación de la economía. Ya en 2010, la participación del petróleo y el gas, en el PIB de los EAU, se había reducido al 25%.  Hoy cuentan con el Fondo Estatal más alto del mundo y ocupan el puesto 42 (de 188) en el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas. Orgullosos de su fuerza económico-financiera, los Emiratos se manifiestan visiblemente en el escenario global por excelencia; el futbol europeo.  La camiseta de uno de los mejores equipos del mundo dice en el pecho “Fly Emirates”.

En síntesis, y en recuerdo de esa frase de mi estudiante de hace unos anos: “allá se construye y aquí se destruye”, me propongo destacar, por vía de comparación, el aprovechamiento hecho, por los países del golfo pérsico y por Venezuela, del mercado petrolero de los últimos tiempos.  En ese sentido, permítaseme una  breve mención a la preocupación de Qatar por la educación universitaria de alta calidad.  La primera universidad de ese país data de 1973.  En su apoyo, en 1995, Qatar creó la “Fundación para la Educación, la Ciencia y el Desarrollo del Recurso Humano”.  Su gestión ha logrado la instalación, en Doha, de varios centros de  investigación (Think Tanks), de  seis universidades de Estados Unidos y de dos europeas, tales como Cornell, Georgetown University y el HEC de Paris.  El liderazgo Qatarí ha hecho énfasis en el desarrollo de actividades no asociadas al Petróleo mediante el fomento de las inversiones (pública y privada) en sectores no energéticos.  Por otra parte ha constituido un fondo para invertir el excedente de sus ingresos.  En tal sentido ha adquirido activos en el Reino Unido.  Entre otros, el Banco BARCLYS, el 20% del aeropuerto HEATHROW, las tiendas HARRODS, el Mercado de CANDEM, la cadena de supermercados SAINSBURY’S y la torre THE SHARD.   Igualmente financia proyectos de infraestructura en Francia, África y China y en minas de oro en Grecia.  En 2006 Qatar organizó los juegos olímpicos asiáticos y actualmente adelanta la construcción de los estadios para la celebración del campeonato mundial de futbol en 2020.  Resulta difícil compendiar  cabalmente esta política económica centrada en la optimación del ingreso proveniente del gas y del petróleo. En este espacio debemos conformarnos con el resumen anterior.

En contraste  con la manifiesta intencionalidad, antes descrita, de “construir” (invertir) en lugar de “destruir” (dilapidar, regalar, saquear), la Venezuela socialista del Siglo XXI acumula una larga lista de promesas incumplidas, de ruina del aparato productivo y de los servicios públicos, de desabastecimiento de alimentos y medicinas, de la inflación mas grande del mundo, de fuga de capitales, de quiebra de las finanzas públicas, de liquidación de las reservas internacionales, de enorme endeudamiento de la hacienda pública, de agresión contra la propiedad privada y contra las universidades nacionales, de total inseguridad de bienes y personas y de una crisis política caracterizada por la violación permanente de los derechos humanos y la destrucción de la institucionalidad democrática.

Es imposible no mencionar la globalidad del desastre alcanzado en los últimos años, como acabamos de hacer,…..pero sobre lo que nos interesa poner el foco aquí, es en la polaridad entre el desempeño de los Emires del Golfo Pérsico y el de los comisarios políticos del régimen de los hermanos Castro, en Venezuela. Entre la “destrucción” y la “construcción” de países en un mismo período histórico de altos precios del petróleo.

A los fines de precisar, debemos llamar por su nombre a uno de los factores de lo que los alumnos llamaron “destrucción”.  Se trata del robo más grande de todos los tiempos.  Los especialistas denuncian un botín de un billón quinientos mil millones de dólares (US$ 1.500.000.000.000), en algo más de una década. Esa cifra dicen que es 240 veces más grande que el aeropuerto más grande del mundo construido en Dubai. 

La formula adoptada, para manejar a capricho el presupuesto nacional, consistió en la predicción de  ingresos  y egresos subestimados.  Por ejemplo, en el presupuesto 2013 se calculó el precio del barril de petróleo a US$ 55.  En ese ejercicio el promedio terminó siendo US$ 102.  De esta manera se propiciaba un “presupuesto paralelo” de créditos adicionales para poder hacer asignaciones discrecionales.   Esa ha sido una modalidad de desorden fiscal intencionado que permitió el financiamiento del eje Cuba-Venezuela-Bolivia, la intervención directa en campanas presidenciales (en México, Nicaragua, Guatemala, Ecuador, Bolivia y Argentina) y la consolidación de apoyos y lealtades en países como Bielorrusia, Irán y Siria.  Sin embargo, esa ofensiva de la revolución con petrodólares, consume solo una parte del inmenso torrente de “dólares desaparecidos”.  Es así como el “desorden fiscal intencionado” impide un cálculo preciso de lo defraudado…….del robo más grande del siglo.

Se especula que el dinero que ha ido a parar a los bolsillos de la camarilla gobernante y de los llamados “enchufados” (empresarios de maletín conectados con el oficialismo) supera los trescientos mil millones de dólares.

Regresando al inicio de este escrito y a estas alturas (2017),  lo lamentable es tener que reconocer que los alumnos tenían razón. Los Emires construyen y los “comisarios” destruyen.  El delito cometido contra Venezuela es inmenso y existe la obligación de escribirlo y, con todo rigor, documentarlo.  Simultáneamente intentaremos recuperar el cuerpo del delito.

Caracas, 29 de Julio, 2017

Leido: 411 veces

Ver más artículos publicados  Volver

 

Consultores Políticos Latinoamericanos

Los últimos más leídos:
#MexicoElectoral: el PAN ante la encrucijada presidencial
Vigencia de la Doctrina Betancourt
¿Por qué se rebelan los venezolanos?
Emires y comisarios (sobre el robo más grande del mundo)
#ChileElectoral luego de las primarias

 
E-lecciones.net el portal político iberoamericano © 2000 - 2017 ®